19 de agosto de 2010

La autoestima crece.


La autoestima crece y decrece. Según nuestro humor. Hay ciencias que la estudian. Existen estadísticas que la evaluan y guardan los datos.
Hay fómulas para aumentar nuestra autoestima, pero también para disminuirla, y decir que estas son más abundantes.














Cuando alguien te llama, te crece.
Cuando alguien te hace daño, te disminuye.
Cuando alguien se preocupa por ti, te aumenta.
Cuando alguien te hace llorar, te empequeñece.
Cuando alguien te quiere, te crece.
Cuando alguien te odia, te disminuye.

Marta se subió a la báscula, pesó un "eres guapa". Otras veces pesaba "tu sonrisa es hermosa", "vive lo mejor", "disfruta", "necesitas un poco menos de belleza" o cosas por el estilo. Pegado a la pared, a la altura de la cabeza había un termómetro, y el mercurio cada día subía más, la sonrisa de Marta se calentaba y su autoestima nunca descendía. A ella le gustaba esa báscula, y no la que su madre usaba siempre y salía cada vez enfurruñada y triste del baño. El termómetro de su madre estaría bajo cero, seguro.

9 comentarios:

  1. Vive, que no es poco en los tiempos que corren...

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Chica, estaba pensando en escribir sobre las básculas. En mi casa, las tengo prohibidas, aunque no me importaría tener una como esa.

    ResponderEliminar
  3. Hermosa entrada!
    Y la verdad, que una de esas básculas no me vendría mal...
    Ni a nadie!

    Cariños,

    ResponderEliminar
  4. Leí por ahí que tú eres aquello que nunca podrás perder en un naufragio. Es con esa parte auténticamente tuya con la que debes entablar una relación de cordial y respetuosa amistad.
    Por cierto, ¿te han dicho alguna vez que vales mucho?
    Pues eso.

    ResponderEliminar
  5. Lo que realmente da sentido a nuestra sonrisa es sentirnos en sintonía con nosotros mismos.

    Qué genialidad de texto.

    ResponderEliminar
  6. cuesta aprender a quererse, pero luego se siente tan bien.. :)

    ResponderEliminar
  7. Me gusta tu entrada :D.

    Todos los días intento decirme una frase bonita, con ese fin... pero parece que las opiniones de los demás me influyen más que la mia propia...y es una lástima.

    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  8. que cierto,que razón llevas... hay veces que tenemos la autoestima tan baja y otras tan altas... O.O
    También hay gente a la que le gusta hacer daño... por desgracia abundan.

    un besito y nos leemos, espero.
    Me ustoooo tanto tu blozzzz que lo zeguiiii.

    ResponderEliminar
  9. Yo tambien pido una bascula.

    Un beso!

    ResponderEliminar

Es un placer que estés comentando. :)